DERECHO INFORMATICO
ARGENTINA

desplegar menu

PRENSA

DECÁLOGO DE LO QUE LOS MENORES NO DEBEN HACER EN INTERNET.
Decálogo

Publicado en el diario El Cordillerano el 11-11-16.

En varias oportunidades, hemos hablado de los riesgos que existen en internet y aconsejamos a los padres de cómo cuidar a los menores. Ahora, les hablo directamente a ellos y les preparé un decálogo de lo que no deben hacer en internet:.

En varias oportunidades, hemos hablado de los riesgos que existen en internet y aconsejamos a los padres de cómo cuidar a los menores. Ahora, les hablo directamente a ellos y les preparé un decálogo de lo que no deben hacer en internet:

Hablar con extraños

Quizás sea la recomendación más básica de todas pero, sin dudas la más importante. Como en la vida real, deben evitar hablar con personas que no conozcan o al menos háganlo con la conciencia de tomar recaudos suficientes. No le brinden información, no le envíen fotos y nunca marquen un encuentro con ellos sin avisarles a sus padres.

Compartir información privada

Siempre te dicen que no compartas información privada pero para ustedes, que ven el mundo con otros ojos, no es fácil decidir que divulgar y que no. En primer lugar, nunca publiques tu religión, tu domicilio, tu colegio, tu fecha de cumpleaños y te recomendaría que uses un apodo. Puedes hablar de películas, series, youtubers y música preferida pero si conoces en la web el amor de tu vida con tus mismos gustos, existe la posibilidad que haya estado espiando tu información online. Muchas redes sociales te piden información que realmente no deberían tener. En esos casos puedes mentirles. 

Tener perfiles en redes sociales

El mundo se mueve en las redes sociales. Existe el miedo de que no estar presente en  Facebook, Tuenti, Twitter, Ask.Fm, Instagram, Snapchat o cualquier otra significa perderse una vida social increíble. Si eres menor de 14 años te recomiendo que no tengas presencia en redes sociales. ¿Por qué? Esas empresas principalmente están creadas para adultos y te verás envuelto en un mundo para el cual no estás preparado todavía, con contenidos que te pueden generar ansiedad, frustración y te pueden correr el eje de lo realmente importante en la vida. Para crecer hay tiempo, tené paciencia y luego verás que no te estabas perdiendo de muchas cosas.

Acceder a webs con contenido no apto para tu edad

En internet todo es libre salvo que tus padres hayan instalado algún control parental. No entrés a ver contenido prohibido o no apto para tu edad. Acá confiamos en tu inteligencia y sabemos que no vas a mirar contenidos que te pueden generar una idea equivocada de lo que el mundo realmente es. Cuando te hablo de contenido prohibido no solo te hablo de material pornográfico, sino de contenido violento, de contenidos que pueden dañar tu salud como dietas, juegos inapropiados, y todo lo que tu sentido común te indique que no debes ver. Siempre podés hablar con tus padres.

Sufrir o hacer ciberbullying o acoso

El ciberbullying como ya sabés es el acoso que le haces a un compañero, por las razones que fueren. No hay justificación para acosar a nadie y tenés que tener muy claro que no es gracioso. Tu compañero no se ríe, sufre y no sabe cómo detener el acoso.  

Si sos víctima de acoso no lo permitas. Cuéntalo inmediatamente a un mayor, tus padres, tu profesora, tus abuelos o en quién confíes. ¡Te van ayudar siempre!

Descargarse cualquier aplicación

En las tiendas de Play Store o Apple Store hay miles de apps. Fijate bien que descargas porque algunas aplicaciones solo buscan quitarte información, infectar tu dispositivo o activar servicios pagos que no pediste. Aprendé a cuidar la seguridad de tu información, y si compartes dispositivos o computadoras, la privacidad de tu familia. 

Creer que ganaste un premio

Los engaños en internet aparecen siempre. Te podría decir que es difícil que los premios que se publican en internet sean verdaderos pero, para no ser tan pesimista te recomiendo que si crees que ganaste un concurso llama a un mayor y mostrale. No entres al link, ni cargues tu información sin antes verificar que sea cierto. 

No compres por internet

La tentación puede ser grande pero nunca uses la tarjeta de crédito de tus padres para comprar por internet. Hay páginas web no seguras que roban los datos de la tarjeta y luego estafan a tus padres. Otras páginas tienen cargos extras, o renovaciones automáticas que pueden complicar las cosas. 

Estar conectado sin límite de tiempo

Internet ofrece entretenimiento eterno. Muchos juegos, infinitas horas de videos, música, series, chats, y todo lo que te interesa. Confiamos en tu inteligencia para saber que tu vida no puede trascurrir online, hay un mundo afuera de la red demasiado hermoso para perdérselo. 

Desobedecer a tus padres

Sebastián A. Gamen
Profesor - Abogado especialista en Derecho informático y Nuevas tecnologías.

Contacto:
www.sebastiangamen.com                            
sag@sebastiangamen.com                              


Compartir en:


FORMAS DE PAGO:
Contamos con las más variadas e innovadoras modalidades de pago:



Tarsis - Diseño Web