DERECHO INFORMATICO
ARGENTINA

desplegar menu

PRENSA

LAS REDES SOCIALES OCULTAS DE LA WEB.
Ana

Publicado en el diario El Cordillerano el 04-11-16.

Carolina usa las redes sociales como cualquier otra persona. Ella se conecta todas las tardes después de llegar del colegio, disfruta de la compañía de otras personas con quienes hablar, reír y compartir información sobre dietas extremas, ayunos o carreras de kilos.

Carolina usa las redes sociales como cualquier otra persona. Ella se conecta todas las tardes después de llegar del colegio, disfruta de la compañía de otras personas con quienes hablar, reír y compartir información sobre dietas extremas, ayunos o carreras de kilos.

Ana y Mia fueron las llaves de redes sociales ocultas, grupos de personas que comparten algo en común pero que por alguna razón deben ocultar, deben esconderse de la vista de otros. Ana y Mia son las abreviaturas que durante los años 90 usaban los jóvenes para hablar de anorexia y bulímia. Hoy en día se ocultan en términos como “Alisa”, “ED” o “princesa”

El hecho de ser ocultas dificultan mucho su estudio y por ende su historia. Pero se reconoce que una chica argentina, Cielo Latini, fue quién inició estas redes. Con su blog “Mecomoami” donde contaba su relación con la anorexia reunió a miles de seguidoras, todas ellas con el mismo trastorno alimenticio. Estas redes sociales existen, y cambian de nombre, de “llave” con asiduidad, justamente para no ser descubiertas, para no ser vistos por quienes no deben.

Según un estudio (2011) realizado por la Agència de Qualitat d’Internet (IQUA) y la Associació contra l’Anorèxia i la Bulimia (ACAB) los vocablos Ana y Mia en Google daban casi medio millón de resultados. Este mismo estudio reveló que el mayor número de usuarios de estas páginas eran mujeres en un rango de edad de 12 a 14 años.

Hoy en día, estos grupos están presentes en twitter, Facebook, Hi5, Tuenti y en todas las redes sociales que se conocen, pero las habitan silenciosamente, de manera casi invisible.

El daño que producen estos grupos es que generan un efecto positivo en quienes comparten las mismas vivencias. Sin dudas son un apoyo psicológico, desde que la administradora o creadora es una chica igual que sus seguidores, con anorexia o bulímia que además de consejos para adelgazar, comparte sus sentimientos, sus sufrimientos por haber sido “gorda”. Esos sentimientos revelados son un espejo para muchas jóvenes con su autoestima lastimada, que ven en otras chicas una meta que deben alcanzar, querer ser “princesas”.

Pero no vamos a profundizar sobre el contenido de esas redes sociales, sino que deseaba mostrárselas, enseñarles que existen y que son asequibles por nuestros jóvenes. Los padres deben saberlo, tienen que estar atentos de la existencia de redes sociales ocultas perniciosas para la salud de sus hijos.

Sebastián A. Gamen

Profesor - Abogado especialista en Derecho informático y Nuevas tecnologías.
Contacto:www.sebastiangamen.com - sag@sebastiangamen.com


Compartir en:


FORMAS DE PAGO:
Contamos con las más variadas e innovadoras modalidades de pago:



Tarsis - Diseño Web