DERECHO INFORMATICO
ARGENTINA

desplegar menu

PRENSA

LOS MENORES Y LAS COMPRAS EN LA WEB.
Los menores y las compras

Publicado en el diario El Cordillerano el 07-10-16.

José Javier es un chico normal como cualquier otro de 12 años. Usa las tecnologías con la familiaridad propia de quién ya nació con ellas, la generación Z. Juega, ya tiene presencia en las redes sociales y mira videos de sus youtubers favoritos. Lo que no es normal es que gastó cien mil euros en publicidad de Google.

José Javier es un chico normal como cualquier otro de 12 años. Usa las tecnologías con la familiaridad propia de quién ya nació con ellas, la generación Z. Juega, ya tiene presencia en las redes sociales y mira videos de sus youtubers favoritos. Lo que no es normal es que gastó cien mil euros en publicidad de Google.

Este niño español soñaba con hacerse famoso y rico como muchos de sus ídolos youtubers. Así abrió su propio canal y comenzó a subir videos. Entró al lugar equivocado y lo que él pensó que era la plataforma de cobro de sus ganancias, era en realidad Adwords y cada vez que ingresaba supuestamente a cobrar su dinero estaba autorizando gastos en campañas publicitarias. Fue una llamada del banco avisando que la cuenta que los padres le habían abierto al menor estaba en rojo lo que alertó que algo estaba mal. Aclarado el error Google canceló las deudas y reintegro los montos que había logrado cobrar.

Estos casos tan llamativos, en este caso por el absurdo monto de cien mil euros gastados, sirven para enseñar y pensar que situaciones no tan drásticas se pueden dar sin mayores inconvenientes.

Los sitios web no piden ni tienen ninguna seguridad de edad en sus plataformas de compra. Simplemente con ingresar los datos de una tarjeta de crédito e informaciones que cualquier menor puede tener en sus manos ya se puede comprar cualquier cosa (que el límite de la tarjeta permita). O mucho peor. Algunos sitios dejan guardados los datos, por lo que ingresando nuevamente y eligiendo la tarjeta propuesta por el sitio web, con un par de click se puede realizar una compra.

En el entorno de los juegos que se descargan en tabletas o celulares existe la posibilidad constante, y el juego permanentemente está incitando a comprar con dinero real. Y muchos juegos proponen compras con dinero ficticio y con dinero real, generando una confusión real a sus usuarios que pueden ser niños de 3 o 4 años, por ejemplo.

Desde el punto de vista estrictamente legal esas compras están prohibidas, son nulas de nulidad absoluta por ser los menores incapaces de hecho. En un segundo plano, podremos discutir o mejor dicho las empresas podrían defenderse diciendo que no les consta que las compras fueron realizadas por un menor. Para ello tendríamos que ver el contexto que rodea las compras. Si las compras fueron realizadas en el entorno de un juego infantil, y que el monto comprado sea desproporcionado son indicios claros que fueron realizadas por un menor, sin conciencia de las consecuencias.

Las tarjetas de crédito prepagas. Una solución poco publicitada pero que sin dudas ayuda mucho es solicitar en los bancos tarjetas de crédito prepagas. Estas tarjetas solo permiten realizar compras por el monto cargado en ellas, permitiendo mantener en cero la cuenta. Estas tarjetas son totalmente independientes de las cuentas bancarias. Son fáciles de recargar, pudiendo cargar fondos en el banco, cajero automático o por internet. Algunos bancos no cobran comisiones.

Estas tarjetas dan la seguridad que en caso que el menor cargue los datos, la transacción será rechazada por falta de fondos. Pensadas realmente para evitar el robo en internet, sin dudas también aportan seguridad con los menores.

Sebastián A. Gamen

Profesor - Abogado especialista en Derecho informático y Nuevas tecnologías.


Compartir en:


FORMAS DE PAGO:
Contamos con las más variadas e innovadoras modalidades de pago:



Tarsis - Diseño Web