DERECHO INFORMATICO
ARGENTINA

desplegar menu

PRENSA

FACEBOOK CONTRA LAS NOTICIAS ANTIGUAS, CRECE LA TIJERA DEL CENSOR
Noticias antiguas

Nota publicada en el diario El Cordillerano el 05-09-20.

Facebook ha anunciado su preocupación por la divulgación de noticias antiguas (anteriores a los 90 días), y para que los usuarios las identifiquen antes de compartirlas se abrirá un aviso al usuario. Esta medida está en línea con otras que la red social más grande del mundo está tomando contra las noticias falsas.


Facebook ha anunciado su preocupación por la divulgación de noticias antiguas (anteriores a los 90 días), y para que los usuarios las identifiquen antes de compartirlas se abrirá un aviso al usuario. Esta medida está en línea con otras que la red social más grande del mundo está tomando contra las noticias falsas.

Esta nueva acción de la empresa se suma a otras que ya venían desarrollando, como el chequeo de noticias, el bloqueo de cuentas spam o que incumplen sus políticas. Muchas son las personas que vieron sus cuentas suspendidas o bloqueadas para darse cuenta que Facebook es una empresa privada, y que los términos y condiciones que uno acepta al abrir su cuenta es un contrato de adhesión, con algunas cláusulas abusivas.

La condición de ser una empresa de uso masivo, a la fecha tiene más de 3 mil millones de usuarios, no la hace pública. Tampoco la hace pública el hecho de que sea aparentemente gratuita.

Noticias falsas por doquier.

Según el último relatorio que divulgó la red social (2020), sobre las acciones tomadas para prevenir la divulgación de contenidos falsos o dudosos, se identificaron 50 millones de publicaciones falsas, entre Facebook e Instagram.

Ese mismo informe dice también que la identificación de las noticias falsas fue realizado por algoritmos de inteligencia artificial, que señalaban contenidos abusivos, expresiones de odio, desnudos, actividades sexuales, violencia, contenido explícito, bullying y asedio.

Desde la red social advierten que si bien existe un equipo de revisores, la mayor parte de los posteos filtrados son eliminados automáticamente cuando el algoritmo los identifica.

Contra las barreras idiomáticas y culturales dicen que trabajan con 60 organizaciones que revisan y clasifican contenidos en más de 50 idiomas alrededor del mundo.

También indican que para identificar, por ejemplo, las noticias falsas relacionadas al coronavirus utilizan 7500 artículos científicos que comparan la información divulgada con los datos científicos chequeados. Sobre el nuevo coronavirus identificaron 2,3 millones de posteos falsos, de los cuales poco más de 600 mil fueron revisados por los equipos humanos. El resto se dio de baja automáticamente.

Las noticias falsas y el coqueteo con las antiguas.

Según el diccionario de Cambridge, el concepto de noticia falsa indica historias falsas que tienen la apariencia de noticias periodísticas, que son diseminadas por internet, siendo normalmente creadas para influir posiciones políticas, incluyendo también las placas o memes. Con ese efecto, las noticias falsas corresponden a una especia de prensa amarilla, distribuyendo deliberadamente contenido falso, siempre con la intención de obtener alguna ventaja, ya sea financiera, política o electoral.

Hemos visto y vivido como las noticias falsas no solo orbitan alrededor de la política sino que también tienen otras áreas, como la científica. El último reporte de Facebook ubicó 2,3 millones de posteos falsos sobre el coronavirus.

Ahora bien, ¿las noticias antiguas entran en la categoría de falsas? Es un tema que amerita pensarlo y además nos invita a reflexionar sobre el contexto de las noticias, que posiblemente escape a la interpretación de los algoritmos de inteligencia artificial. Por ejemplo, divulgar una noticia verdadera pero a sabiendas que el problema fue resuelto o la denuncia esclarecida puede generar el mismo daño que una noticia falsa en sentido estricto.

Creo que el mejor ejemplo para relacionar las noticias falsas con las antiguas puede ser la fotografía que se viralizó de la rider de PedidosYa que sostenía a su bebé en brazos. Esa fotografía fue tomada y divulgada por el fotógrafo Juan Quiles, quien la compartió en sus cuentas de Instagram y Facebook. La foto es verdadera pero el contexto que se le atribuyó a la imagen fue diferente. La protagonista aclaró que estaba dejando a su hija en la guardería, para luego ir a trabajar, como hace la mayoría de las personas. A partir de esa aclaración, la fotografía perdió la fuerza del mensaje que quiso expresar, la explotación laboral capitalista. Por consiguiente, la republicación o viralización de esa misma foto a partir de los dichos de la protagonista encuadraría en la categoría de noticia antigua.

Entonces, podemos relacionar las noticias falsas con las noticias antiguas. Estas últimas son las noticias o publicaciones verdaderas pero que en el contexto actual han quedado desactualizadas o incompletas.

Además de este ejemplo, existen muchos otros en el ámbito político. Se divulgan denuncias de corrupción ya resueltas en la justicia o esclarecidas que son revividas una y otra vez para desacreditar al acusado o a su partido político. Las noticias de las denuncias fueron verdaderas pero, la noticia ya es vieja.

¿Agrandamos la tijera o pensamos en otras soluciones?

En contra de lo que muchos opinan, no creo que todo pueda resolverse con leyes. Mucho menos, con la censura que pudieren hacer los dueños de la pelota, me refiero a las empresas privadas de las redes sociales o internet como Facebook, Twitter, Google o la que fuere. Internet nació para ser libre, y así debemos mantenerla. Libre no significa anárquica.

Además de las leyes, existen otras opciones de controlar el problema. Lo que precisamos y, así lo estamos pidiendo muchos, es la instrucción de los jóvenes. He propuesto y seguiré insistiendo en que se debe enseñar en los colegios sobre el buen manejo y uso responsable de internet y eso incluye a identificar, y a no viralizar noticias falsas.

Publicar o viralizar una noticia falsa conlleva algún tipo de responsabilidad. Enseñémosles a nuestros jóvenes a ser responsables. Porque si la solución al problema de las noticias falsas es simplemente agrandar la tijera del censor, esté en manos del gobierno o de los privados, lo único que vamos a lograr es que recorten la libertad de nuestros hijos, que son el futuro del mundo.


Compartir en:


FORMAS DE PAGO:
Contamos con las más variadas e innovadoras modalidades de pago:



Tarsis - Diseño Web