DERECHO INFORMATICO
ARGENTINA

desplegar menu

PRENSA

¿QUIEN CONTROLA LO QUE VEN NUESTROS HIJOS?
Rastreira 2

Nota publicada en el diario Perfil el 28-02-20.

Otro reto viral se propaga por Youtube y es muy peligroso. Se llama desafio da rasteira o desafio quebra cabeça y consiste en que se colocan dos personas a cada lado de la víctima, saltan en una oportunidad y cuando la víctima ubicada en el medio hace lo mismo los otros dos le patean sus piernas para que no pueda sostenerse, cayéndose de espalda.

Otro reto viral se propaga por Youtube y es muy peligroso. Se llama desafio da rasteira o desafio quebra cabeça y consiste en que se colocan dos personas a cada lado de la víctima, saltan en una oportunidad y cuando la víctima ubicada en el medio hace lo mismo los otros dos le patean sus piernas para que no pueda sostenerse, cayéndose de espalda.

Este desafío le produjo la muerte de Emanuela Medeiros, de 16 años, luego de golpearse la cabeza contra el suelo, en la escuela Municipal de Antônio Fagundes, de Rio Grande do Norte, Brasil.

Aparentemente este desafío se viralizó después de que el youtuber brasilero Robson Calabianqui (Fuinha) grabara esa broma, haciéndosela a su madre. Este influenciador tiene más de 2 millones de seguidores, lo cual explica lo rápido con que se propagó el reto viral.

A los pocos días de la trágica muerte de Emanuela Medeiros, y ya con la repercusión negativa del video, el youtuber eliminó la publicación, y pidió disculpas. Pedido de perdón que no le devolverá la vida a nadie y nos hace reflexionar sobre quién controla lo que se publica en Youtube (o la creciente red Tik Tok).

 

Otros retos peligrosos.

A este desafío, si se lo puede llamar así, se sumó casi en simultáneo el desafio del casaco, que consiste en pasar por el frente de una persona un buzo y cuando llega a la altura de los tobillos tironearlo fuertemente desde atrás para producir una caída de frente. Si bien uno puede suponer una reacción del sorprendido para evitar caer de frente y poner las manos, esa broma es igual de peligrosa que la anterior.

¿Estos desafíos peligrosos para la vida o integridad física de los menores son nuevos? No. Podemos hacer un breve repaso de los retos virales más peligrosos de los últimos años.

 

1.      Condón challenge

Consistía en inhalar un preservativo para luego sacarlo de la garganta por la boca. Fueron muchos los jóvenes que quisieron divertirse con este challenge y que lo divulgaron en sus redes sociales. El riesgo de este absurdo reto era que en algunas ocasiones llegó a producir casos de asfixia al quedarse el preservativo atascado en las vías respiratorias.

 

2.      Kiki

Hemos visto bailar hasta el hartazgo a famosos y anónimos al son de la canción In my Feelings de Drake, con el coche en marcha.

 

3.      Tide Pot

Este desafío consistía en comer cápsulas de detergente. Fue tan absurdo y peligroso el desafío que YouTube y Facebook iniciaron una campaña conjunta para eliminar los videos de este reto.

4.      La rueda de la muerte

Una persona se debía subir a una calesita infantil de un parque mientras otra persona le impulsaba con la rueda trasera de una moto. La rueda tomaba tanta velocidad que ocasionó varios accidentes fatales.

5.      Hot water

Contarlo es casi inverosímil. Se debía arrojar agua hirviendo sobre otra persona que estuviera desprevenida. En los Estados Unidos, un joven de apenas 15 años, resultó gravemente herido cuando le echaron agua hirviendo mientras dormía.

6.      Flaming cactus

El usuario tenía que prender fuego a un cactus y acto seguido comérselo, en el menor tiempo posible.

7.      Bird Box

Estuvo inspirado en la película homónima protagonizada por Sandra Bullock, y consistía en realizar tareas cotidianas con los ojos vendados. Algunos llegaban al extremo de cruzar calles con los ojos vendados poniendo en peligro su propia vida y la de otros.

8.      Momo

Este desafío llegó a YouTube, aunque principalmente se propagó por WhatsApp. Había que cumplir desafíos, algunos de ellos significaban lastimarse o dañar a otras personas.

9.      Ballena azul

Adolescentes de prácticamente todas partes del mundo empezaron a cortarse el brazo hasta lograr dibujar una ballena. El dibujo se iba formando según iban completando los distintos niveles del desafío. El último paso era el suicidio.

 

Peligros reales en un mundo virtual.

Cuando nos preguntamos quién controla el contenido de YouTube es porque realmente existen peligros y, a esta altura, sabemos que los controles parentales o los que ofrece la misma plataforma no son suficientes, ni eficientes.

¿De qué hablamos cuando hablamos de peligros?

1.      Contenido sexual.

2.      Contenido ideológico que incite al odio o al extremismo.

3.      Contenido morboso u ofensivo.

4.      Tutoriales peligrosos.

5.      Vulneración de los derechos de autor.

6.      Generación de phishing, spam o estafas.

7.      Hostigamiento y ciberbullying.

 

El “viejo” COMFER. ¿Un mal necesario en la actualidad?

Quienes sean más nuevos no lo habrán escuchado, pero hace muchos años (1981) se creó el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER).

El COMFER era un organismo autárquico del Estado Nacional, y entre sus funciones estaba la de: a) controlar el funcionamiento y emisión de la programación de radio y TV, b) Supervisar y controlar la programación y contenido de las emisiones de radio y TV complementarias y de otro género en los aspectos de lenguaje y horarios, c) Aplicar las sanciones previstas por la Ley Nacional de Radiodifusión, recaudar y administrar los fondos provenientes de la percepción de los gravámenes y multas que resulten de la aplicación de dicha ley.

Dentro de las funciones de fiscalización y evaluación de contenidos, la protección de los menores era su función principal. Para lograr su cometido se apoyaba en la normativa específica nacional y en los principios consagrados en la Convención Universal de los Derechos del Niño y tratados referentes.

Uno menciona al COMFER ya que recuerda a ese ente como el último en funcionar con mediana eficiencia. Los entes posteriores, AFSCA y el ENACOM, no logran hacer pie en aguas turbulentas.

La idea es que se hace necesario un control de los contenidos para menores en YouTube, y redes sociales. Nadie controla lo que ven, lo que les venden y los mensajes que les llegan a sus cabezas. No quiero ni hablo de limitar la libertad de expresión. Simplemente deseo que existan reglas claras en un mundo digital anárquico y desordenado. La protección de la infancia debe ser una política de Estado irrenunciable.


Compartir en:


FORMAS DE PAGO:
Contamos con las más variadas e innovadoras modalidades de pago:



Tarsis - Diseño Web